Educando al Husky Siberiano para que no haga sus necesidades dentro de la casa

Los perros Husky Siberianos son generalmente tiernos pero, a veces, extremadamente desagradables. Entiendes a lo que nos referimos cuando au perrito deja un charco de orina o una pila de excremento sobre su alfombra, entonces no parece tan adorable, ¿cierto? No te sientas culpable: Es difícil querer a un Husky Siberiano que usa la casa como su baño. Pero anímese, no tiene que vivir con un Husky Siberiano así. Puedes enseñar a tu Husky Siberiano a hacer sus necesidades en el momento y en el lugar que usted desee. Tu Husky Siberiano puede aprender hábitos higiénicos básicos siempre y cuando sigamos estas siete sencillas etapas.

Primera: Comprar una jaula para perro. Años atrás, las personas no usaban las jaulas para enseñar hábitos higiénicos a sus perros, y, por tanto, el proceso era mucho más difícil de lo que es hoy. Las jaulas aprovechan el instinto básico de un Husky Siberiano de mantener limpia su guarida. Éste hará todo lo posible por evitar hacer sus necesidades ahí. Esta evitación hará que su Husky Husky Siberiano aprenda a controlar su vejiga e intestinos. También usará la jaula como lugar para relajarse y para dormir. El uso de una jaula facilitará la enseñanza de hábitos higiénicos. Además de una jaula, las rejas de seguridad para bebés pueden ayudar a mantener a tu Husky Siberiano confinado en forma segura y ayudar a prevenir accidentes durante la enseñanza de hábitos higiénicos cuando no pueda vigilarlo.

Segunda: Elegir un lugar para que el Husky Siberiano haga sus necesidades Generalmente, el mejor lugar para que tu Husky Siberiano haga sus necesidades es el patio trasero de tu casa. Así, tú y tu mascota no tendrán que ir demasiado lejos cuando éste necesite evacuar. Asegúrate de que el área elegida sea fácil de limpiar: a los Husky Siberianos no les gusta usar “baños” sucios. Otra importante ventaja de usar tu propiedad es que puedes proteger a tu Husky Siberiano de enfermedades mortales, tales como el distemper y la enfermedad del parvovirus canino. Ambas enfermedades se transmiten por medio del contacto con el vómito o la deposición intestinal de un perro infectado. Debido a que es improbable que otros perros, excepto aquellos que ya viven contigo, evacuen en tu patio, tu Husky Siberiano no entrará en contacto con los agentes que transmiten las enfermedades anteriormente mencionadas.

 

Tercera: Deja olores en el lugar donde quieres que tu Husky Siberiano haga sus necesidades. El sentido del olfato de tu Husky Siberiano es mucho mejor que el humano. El hocico canino tiene alrededor de 220 millones de células diseñadas específicamente para detectar olores, mientras que los humanos sólo tenemos cerca de 5 millones de dichas células. Además de esta increíble capacidad para detectar olores está la humedad en y sobre la nariz de tu Husky Siberiano, la cual le permite acumular grandes cantidades de moléculas odoríferas que juntas amplifican lo que ya está olfateando. Además, el centro olfativo de tu Husky Siberiano (el área del cerebro que identifica los olores) y la membrana nasal son de mayor tamaño que las áreas correspondientes de los seres humanos. Todas estas diferencias fisiológicas hacen que tu perro pueda detectar muchísimos olores que para ti pasan desapercibidos. Pero ¿qué tiene que ver el súper olfato de tu Husky Siberiano con tus esfuerzos por enseñarle hábitos higiénicos? Fácil, puedes usar el olor de la orina de tu Husky Siberiano para indicarle el lugar donde debe hacer sus necesidades. La próxima vez que orine tu Husky Siberiano, limpia la orina con una toalla de papel o un paño suave y colócalo en el lugar donde quieres que tu Husky Siberiano haga sus necesidades. Cuando veas que tu Husky Siberiano tiene 39 ganas de ir al baño llévalo al lugar donde pusiste el paño. Lo más probable es que tu Husky Siberiano lo olfatee atentamente, luego vuelve a untar el paño con orina. Repite este proceso un par de veces, y pronto tu Husky Siberiano hará sus necesidades en el lugar escogido sin el paño o alguna indicación tuya.

Cuarta: Establece horarios fijos Ahora que le haz mostrado a tu Husky Siberiano dónde quieres que haga sus necesidades, debes enseñarle cuándo hacer sus necesidades. Cabe señalar que, durante algún tiempo, las horas de idas al baño de tu Husky Siberiano no dependerán completamente de ti. Esto se debe a que un Husky Siberiano no puede retener su orina o sus heces por mucho tiempo. En realidad, los Husky Siberianos que tienen menos de 4 meses necesitan hacer sus necesidades entre 12 y 14 veces al día. La mejor forma de llevar un registro de las veces que tu Husky Siberiano hace sus necesidades es establecer un horario fijo de comidas, de paseos, de juegos y de siestas. Esto no sólo te dará la posibilidad de predecir las horas que tu mascota querrá ir al baño, sino que también ayudará a acelerar el proceso de enseñanza de hábitos higiénicos. Si llevas a tu Husky Siberiano a hacer sus necesidades a la misma hora todos los días, su cuerpo se irá acostumbrando al horario, y estará condicionado a evacuar cuando tú quieras.

 

Quinta: Señales de tu Husky Siberiano y órdenes tuyas Ahora que aprendiste formas de enseñarle a tu Husky Siberiano cuándo y dónde debe hacer sus necesidades, necesitas saber qué hacer cuando haga sus necesidades. Cuando lleves a tu Husky Siberiano al lugar designado como baño, verás que éste olfatea detenidamente el suelo, quizás ande de un lado a otro, empiece a dar vueltas en círculos, o se detenga repentinamente. Estas conductas son señales que indican que tu Husky Siberiano evacuará dentro de muy poco tiempo. En el momento en que tu Husky Siberiano esté haciendo sus necesidades debes repetir una orden o señal como “pis”. “pipi” o “haz tus cosas”. Usa la misma frase o palabra cada vez que tu Husky Siberiano vaya al baño y ten presente lo siguiente: Elige una palabra o frase que puedas decir en público. Sería divertido que tu Husky Siberiano orinara a la orden de “mear”, pero ¿puedes decir cosas así en voz alta delante de extraños? Juzga tú. Es importante que uses la señal u orden solamente cuando quieras que tu Husky Siberiano haga sus necesidades. Algunas personas usan palabras muy generales, tales como “apúrate”, pero esa elección puede producir efectos indeseados. Por ejemplo, si estás con tu hijo y tu Husky Siberiano te escucha decir “apúrate” y anda al colegio, tu Husky Siberiano puede darte un regalo poco grato. Con el tiempo, tu Husky Siberiano asociará tu orden con la acción de ir al baño, y hará sus necesidades cuando escuche tu orden. Esta técnica es muy útil para cuando haya noches frías o lluviosas y tengas que llevar a tu Husky Siberiano fuera de la casa para que haga sus necesidades, pero no quieres esperarlo demasiado tiempo. Una vez que tu Husky Siberiano haya terminado de hacer sus necesidades, felicítalo efusivamente y dale una golosina. Luego, llévalo 41 inmediatamente de vuelta a casa. La hora de ir al baño no debe ser un momento para jugar.

Sexta: Permanece alerta Mientras tu Husky Siberiano aún esté aprendiendo lo hábitos higiénicos básicos, tu trabajo será asegurarte de que no tenga la oportunidad de provocar accidentes (o los menos posibles). Por esta razón, debes vigilar atentamente a tu Husky Siberiano cuando éste no se encuentre en su jaula. Si tu Husky Siberiano muestra señales de que necesita ir al baño, levántalo en tus brazos y llévalo afuera. Luego, cuando tu Husky Siberiano haya hecho sus necesidades, felicítalo con mucho entusiasmo. Si no llegas a tiempo, y tu Husky Siberiano ha hecho una gracia en tu alfombra, llévalo a su jaula y limpia la alfombra sin decir nada. Usa un limpiador enzimático que remueva manchas de mascota para eliminar los olores que podrían alentar a tu Husky Siberiano a hacer sus necesidades en ese lugar nuevamente. Luego, trata de estar más alerta para prevenir que suceda un accidente de nuevo.

Séptima: No pierdas la paciencia Ten paciencia. No esperes que tu husky Husky Siberiano aprenda los hábitos higiénicos de la noche a la mañana. Enseñar hábitos higiénicos requiere tiempo, paciencia y comprensión. Tu Husky Siberiano necesita tiempo no sólo para entender lo que esperas de él, sino que para aprender a no evacuar hasta llegar al lugar escogido como baño.

 
 
 

 BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA:

       

 

 

 

Copyright © www.huskysiberiano.org

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

 

 Acepto  |  Más Info  |  Guia Cookies