Para llevar a un cachorro de dos o tres meses podemos utilizar una collar fino de cuero o nylon y una correa del mismo material. A los cinco meses podemos utilizar un collar "semi-estrangulador" y, a partir de los seis o siete meses, un collar "estrangulador". En caso de que nuestro cachorro encuentre molesto el primer contacto con el collar, podemos solucionarlo haciendo que juegue o premiándole con una golosina inmediatamente despues de que se lo pongamos; en cualquier caso, sus actos de rebeldía frente a la puesta del collar o correa, no durarán mas de cinco minutos. Es importante tener en cuenta que al husky siberiano deba llevar arnés, nunca petral. El petral acaba rozando a la altura de los codos lo que obliga a nuestro perro a separar las patas hacia el exterior provocando malos vicios y posiblemente, futuras lesiones. Por otra parte, el arnés nos facilita mucho más la sujeción de nuestro Husky Siberiano; cosa que con el petral nos supondría mucho más esfuerzo. Conviene que entre el collar y el cuello del perro exista un margen de un centímetro para que este no le roce o para que no pueda sacárselo el mismo perro. Conviene también que las primeras veces que las primeras veces que se use el collar sea por la casa o jardín y que dejemos que sea el perro quien lleve la iniciativa de movimientos en vez de nosotros, consiguiendo así una mas rápida familiarización del Husky Siberiano con su collar. Una vez se halla acostumbrado a ella, deberemos empezar a mandar nosotros en sus movimientos, tanto en casa como en el exterior, no olvidándonos de llevar alguna golosina u otra cosa que desvie su atención del collar. En resumen, es fundamental que nuestro Husky Siberiano se acostumbre a la correa desde los primeros meses, no viéndola nunca como una obligación sinó como una prolongación del brazo de su dueño y, por tanto, un símbolo de amistad y confianza, y nunca como un juguete.

Primer Paseo: Para enseñar al cachorro a no tirar de la correa, conviene acariciarlo y felicitarlo con gestos y palabras; en saso de que empuje hacia adelante deberemos dar un tirón, acompañado de un rotundo y seco "¡NO!. Des esta forma nuestro Husky Siberiano no tardará en comprender que no debe arrastrarnos, sino que debe adaptarse a nuestro caminar.

   

También es importante que aprenda a sociabilizarse, tanto con otros humanos como con otras mascotas del vecindario, siempre que sean equilibrados. No debemos temer los machos adultos puesto que, si como hemos dichos, son equilibrados, se comportarán amigablemente con los cachorros; en cambio, hemos de ser más precavidos con las hembras que podrían demostrar un comportamiento más agresivo. Es importante que, en un primer contacto, ambos perros vayan atados y bajo control de sus respectivos dueños, pero sin que estos los retengan ya que en tal caso, la sensación de estar sujetos, podría estimular su agresividad. Una vez comprobemos que la relación entre ambos es amistosa podemos soltarlos (siempre que el lugar sea seguro y adecuado) para que jueguen libremente. Es posible que, jugando con un perro adulto, el cachorro empiece a proferir dramáticos aullidos al mínimo roce; no debemos asustarnos puesto que dicha reacción es más por miedo que por dolor. Jugando con adultos amistosos y equilibrados, nuestro cachorro de Husky siberiano, aprenderá nuevas reglas de comportamiento y se hará un lugar en la jerarquía del barrio. Puede ocurrir, a veces que el juego se endurezca; no nos dejemos llevar por el pánico. Estas situaciones ayudarán a que el temple de nuestro Husky salga reforzado.

Durante los primeros paseos es probable que un objeto o un ruido pueda asustar a nuestro cachorro. En tal caso, no debemos forzarle a superar dicho obstáculo o ruido tirando de el mientras le damos alguna orden. Tampoco conviene tomarlo en brazos ni otras reacciones proteccionistas. Lo más adecuado será que nosotros afrontemos dicha situación ala vez que le hablamos al cachorro de manera calmada y tranquilizadora, haciéndole entender con calma y paciencia que no hay nada que temer. Así conseguiremos que nuestro cachorro Husky supere el obstáculo y venza el miedo.

 

 
 
 

 BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA:

       

 

 

 

Copyright © www.huskysiberiano.org

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

 

 Acepto  |  Más Info  |  Guia Cookies